Una  variante del bordado en oro es la técnica conocida como de recorte o aplicación . Promovida en origen por cofradías modestas, imposibilitadas por soportar los altos costes de una pieza bordada en oro, consiste básicamente en sustituir los motivos bordados en hilos de oro por unos simples recortes  de vistosos tejidos dorados llamados tisú de oro o plata además enriquecidos con lentejuelas, canutillos , hojilla y piedras. Esta técnica si se trabaja minuciosamente y con gusto puede quedar  prendas bastante bonitas aunque no llega a ser un buen bordado.